Pastoral Vocacional 2020: Cristo al centro de los jóvenes
- Por Enrique Astudillo Baeza

Distintos representantes de Pastoral Vocacional de las comunidades religiosas de la Arquidiocesis de Santiago, se reunieron este martes para profundizar y compartir experiencias sobre la vocación juvenil en los tiempos de hoy.

Cómo fortalecer la Pastoral Vocacional, hacerla más fecunda y poner a Cristo en el centro como un camino real, posible y pleno, fue el desafío que planteó el Primer Conversatorio Vocacional que se llevó a cabo en el Arzobispado de Santiago y que contó con la presencia de más de 60 religiosas y religiosos de distintas comunidades de la arquidiócesis.

La jornada comenzó con las palabras de monseñor Cristián Roncagliolo, Vicario General de Santiago, quien manifestó que "la Pastoral Vocacional resulta hoy un desafío particularmente relevante y exigente para la Iglesia. Innumerables signos de los tiempos nos indican un cierto letargo en el discernimiento, dificultades para el compromiso y la no necesaria convicción de que la vida requiere decisiones trascendentes que la tocan integralmente para siempre", dijo.

Tras su bienvenida, destacó algunas elementos en donde el Papa Francisco ha aportado en la materia, tales como el discernimiento vocacional como proyecto de vida ante Dios; el trabajo en conjunto de la pastoral juvenil y vocacional como pilares de apoyo en el proceso de vocación y la oración como espacio vital en el llamado vocacional.

Al cerrar, resaltó que "para proponer a un joven el ven y sígueme, se requiere de audacia evangélica y la convicción de que el seguimiento de Cristo y también de la vida consagrada, merecen la pena", reflexionó.

Luego de la intervención de monseñor Roncagliolo, vino un trabajo grupal en mesas de ocho personas, quienes compartieron distintas experiencias en torno a la vocación, el dinamismo juvenil, caminos de vida y la crisis social, entre otros, para posteriormente, generar ideas y acciones concretas para reforzar la llamada vocacional en los jóvenes.

De lo anterior, surgió entre otras cosas, la necesidad de acercar la vocación a un entorno más familiar, reforzar los mensajes del Papa Francisco, mejorar la formación acorde a los tiempos, invitar a la comunidad a conocer la vida religiosa y generar un proceso de escucha en los jóvenes.

La hermana Mónica Torres, secretaria ejecutiva de la Pastoral Vocacional de Santiago, valoró la instancia y sus buenos resultados: "Una de las cosas que yo rescato en primer lugar, es que se están generando puentes entre aquellas comunidades que están con ganas de mostrar a Cristo y lo segundo, el inmenso deseo por formarse y escucharse. Es un alegría ser un aporte en todo ello".

Noellie Ouedraogo, religiosa que llego desde Burkina Faso, agradeció el espacio y pidió a los jóvenes "no ver a la institución como lo primero. La institución muchas veces tienen reglas y normas que alejan, lo importante es poner a Cristo en el centro, ya que es Él quien tiene siempre una mirada de amor y de misericordia para todos".

Por último, Sor Daniela Uribe, de la congregación Hijas de María Auxiliadora, expresó que "reunirse con distintos carismas siempre ayuda, es una gran oportunidad para aunar caminos, para poner en común experiencias. Sabemos que no es fácil hoy en día anunciar a Jesús, pero es bueno saber que estamos todos acompañados".

Fuente: Iglesia de Santiago
www.iglesiadesantiago.cl
Santiago, 04 de Diciembre, 2019
Galerías Fotográficas