VEJ realizó conversatorio sobre uso de redes sociales en tiempos de pandemia
- Por Enrique Astudillo Baeza

El comisario de la Brigada de Cibercrimen de la Policía de Investigaciones de Chile, interactuó con participantes de distintas pastorales de Santiago sobre el buen uso de las redes sociales en tiempos de pandemia.

Al conversatorio, que comenzó a las 19:00 horas en la plataforma Zoom y Facebook de la Esperanza Joven, se conectaron cerca de 100 personas entre jóvenes, adultos, sacerdotes y religiosas de distintas comunidades y parroquias de Santiago.

El padre Cristian Roncagliolo, Vicario de la Esperanza Joven, quien dio la bienvenida a la actividad, agradeció la participación del comisario Mauricio Araya y de quienes se conectaron: "Hemos sido testigos en esta sociedad de las malas prácticas y donde incluso, podríamos nosotros haber estado detrás o en conocimiento de alguna de ellas. El objetivo de este encuentro es ayudarnos a formar criterios para tener buenas prácticas en las redes sociales y, sobre todo, en este tiempo, en el cual el principal vehículo o camino que nosotros tenemos justamente de contacto son las redes sociales. Por eso es bueno que tengamos herramientas para hacer buen uso y haciendo buen uso de ellas, podamos vivir y testimoniar la fe con las herramientas y los elementos que nos ayuden a ello".

El comisario Mauricio Araya del Cibercrimen de la PDI, comenzó su intervención señalando que "el foco principal es contarles sobre los tipos de delitos que se cometen a través de las redes sociales, las edades, los tipos de delitos, los momentos en los que podría ser una broma y en los que podría tener consecuencias legales".

Por medio de presentaciones, aconsejó entre otras cosas, sobre prevenir y cuidar a los más pequeños y a los adolescentes en la navegación por los sitios web, sobre la importancia de proteger su intimidad y de no entregar nunca datos personales a extraños: "En caso de ello, se debe eliminar o bloquear aquellos contactos y conversaciones que sean incómodas", precisó.

Otro de los temas que habló el comisario fue sobre el cambio en la forma de comunicarnos tras la pandemia y el impacto que tuvo esto en las redes sociales. Ante ello, expuso sobre casos de grooming, sus características y detalló algunos símbolos que los pedófilos cibernautas utilizan habitualmente para atraer a los más pequeños. Luego, explicó cómo hacer denuncias frente algún acoso virtual, desglosó el perfil de los abusadores y cómo enfrentar una situación como esta.

Entre las preguntas que se generaron al final del conversatorio, estuvo el tiempo de demora de una denuncia, la suplantación de identidades, el acoso que se puede sufrir bajo este delito en menores y el daño que genera el bullying en los más pequeños y los jóvenes.

A lo anterior, el comisario sostuvo que "muchas veces se crean redes sociales para que los pequeños jueguen, pero es una responsabilidad de los padres la mejor forma de prevenir. Acá debe existir una supervisión de los adultos, enseñándoles que sus partes íntimas no se exhiben, no se fotografían, ojalá que no se lleven el teléfono a su pieza y, sobre todo, el no conversar de manera privada. Siempre estén en lugares abiertos como el living. Frente a una amenaza se debe conversar de inmediato con los padres".

Por último, se le consultó sobre accesos a claves de internet, tipos de links de sitios web y de las posibles estafas o fraudes que se puede generar por medio de las redes sociales, hackers y sitios web pornográficos de adultos.

Voces de los participantes

Camila Cornejo Urra, zona Oeste: "Gran parte de nuestra vida cotidiana estamos frente a una pantalla, ya sean estos tablets, notebooks o celulares. Desde ahí, la utilización de ellos son parte de nuestra cotidianidad, entrando y saliendo a cada una de las redes sociales, tales como Facebook, Instagram, Twitter o WhatsApp. El riesgo que hay en los medios digitales es un mundo por descubrir y gracias a la información proporcionada por el experto en el área, obtuvimos conocimientos sobre las buenas prácticas en estas redes sociales y logramos aclarar tanto nuestras dudas, como también permitirnos aclarar aquellas que tienen los jóvenes que en este tiempo nos toca acompañar por medio de estas aplicaciones, ya que ahora nos toca evangelizar y hacer comunidad por medio del mundo digital, lo que hace más latente la necesidad de instruirnos en la materia".

Manuel Farr, animador en la Pastoral Juvenil de la parroquia San Luis Rey: "Como trabajamos con jóvenes, nos vemos inmersos en el uso de las redes sociales, considerando, además, el incremento que ha tenido a causa de la pandemia. Es de vital importancia conocer el funcionamiento y la responsabilidad que conlleva utilizarlas, debido a que muchas veces no sabemos quién está al otro de la pantalla, por lo que, las personas se pueden ver expuestas al mal uso de su información y esto puede generar consecuencias graves e incluso la muerte. A los jóvenes de mi parroquia siempre les he recomendado ser muy cuidadosos con quienes hablan, comparten fotos o distinto tipo de información en sus redes. Los verdaderos amigos están en la vida cotidiana, esos que te ayudan en todo momento, que compartes diferentes experiencias y alimentan el corazón, en especial, nuestro Señor Jesús, el amigo más grande que podemos tener y que incluso da su vida por nosotros".

Damarie Basaure, coordinadora de Pastoral Juvenil y Catequesis Familiar de la parroquia Nuestra Señora del Sagrado Corazón: "Me parece interesante y muy importante que se puedan dar estas instancias de diálogo, sobretodo en el momento que estamos viviendo como país. Creo que el tema del conversatorio es realmente importante y urge hablarlo, ya que trabajamos constantemente con niños y jóvenes expuestos a las redes sociales sin mayor resguardo de lo que pueda suceder. Por lo que creo que hay que poner estos conocimientos en práctica en nuestras comunidades, tanto para los niños, jóvenes y adultos".

Fuente: Iglesia de Santiago
www.iglesiadesantiago.cl
Santiago, 15 de Mayo, 2020
Galerías Fotográficas