Segunda jornada sobre Doctrina Social de la Iglesia reflexionó sobre “El Bien Común”
- Por Enrique Astudillo Baeza

En esta nueva charla organizada por la Vicaría de la Esperanza Joven, expuso el padre Cristián Hodge, profesor de Moral Social en la Facultad de Teología de la UC, quien dialogó virtualmente con cerca de 100 personas de todo Chile.

En el conversatorio participaron jóvenes, adultos y religiosos de parroquias, comunidades católicas y universidades del país, quienes a la luz de la exposición del padre Cristián Hodge, pudieron conocer más sobre la temática del “Bien Común”.

El sacerdote, comenzó con un contexto social sobre la pandemia y cómo está afectando económica, política y socialmente en las personas a lo largo del mundo: “No es fácil hablar del bien común, aunque sea un principio muy comentado por los papas a través de documentos del magisterio social (…) Estamos nosotros en una sociedad donde el poder es importante en la política y en una sociedad tan compleja como la de hoy, hablar de un principio rector unificador como el bien común, resulta algo falaz, algo imposible de lograr”.

Respecto de la pregunta sobre qué es el Bien Común, el padre basó su respuesta en el artículo 87 del DOCAT - compendio de Doctrina Social de la Iglesia para jóvenes-. Allí, señaló que “es el conjunto de condiciones de la vida social que hacen posible a las asociaciones y a cada uno de sus miembros el logro más pleno y más fácil de la propia perfección”, agregó que “el bien común se puede considerar como la dimensión social y comunitaria del bien moral (…) El bien común señala tanto el bien de todo hombre, como el bien de todo el hombre. El bien común necesita ante todo de un contexto de orden estatal que funcione, tal y como lo dispone el Estado de derecho”.

En otros momentos, el padre sostuvo que, en la práctica, el bien común se ve enfrentado a distintos grupos de interés, “como los universitarios, los próvida, los proaborto y cada uno lucha por imponer su agenda legítima por lo demás. Entonces, el bien común se ve enfrentado a este problema de como auxiliar a estos grupos de intereses sociales”

Entre las preguntas que surgieron de los participantes, estuvo la relación entre el Bien Común y el Público, cómo enfrentar en Bien Común en la política, en nuestra Constitución, en las comunidades y entre los cristianos: “La democracia es un bien no perfecto, pero que permite la participación de todos” y añadió que “si bien hay una crisis de confianza de la clase política, el proceso constituyente, yo creo, puede traer este nivel de compromiso. Nos falta mucho en educación cívica, en educación ciudadana. Somos consumidores y también somos ciudadanos”, respondió.

El Vicario de la Esperanza Joven, padre Cristián Roncagliolo, señaló sobre esta segunda jornada que “siempre el tema del bien común es algo relevante y es una oportunidad provechosa para crecer en nuestro conocimiento sobre el valor de la enseñanza social de la Iglesia, no sólo en un contexto social de crisis por la pandemia, sino también en un contexto de crisis social aún no resuelta”.

Francisca Guerra, del colegio María Auxiliadora, rescató sobre los conversatorios que “han logrado aterrizarlo a un contexto no sólo de pandemia, que es algo más mundial, sino también, lo llevan a nuestra realidad social como país. Y ese dialogo que se genera, ha sido muy interesante y entretenido. Me quedo con una sensación de que se genera un espacio de diálogo, abierto y claro”.

Fuente: Comunicaciones Santiago
Santiago, 03 de Julio, 2020
Galerías Fotográficas