Peregrinación de María Joven: ¡Levántate y sé testigo!

Luego de dos años sin poder desarrollar la actividad, más de 150 jóvenes de distintas pastorales y parroquias de Santiago volvieron a peregrinar a los pies del Cerro San Cristóbal en una procesión y misa por “María Joven”. El encuentro fue organizado por la Vicaría Cordillera y contó con la colaboración de la Vicaría de la Esperanza Joven.

Este sábado 20 de noviembre, en las vísperas de la fiesta de Cristo Rey, los jóvenes peregrinaron hacia la cumbre del Cerro San Cristóbal. Una oportunidad para conmemorar y celebrar a la Virgen en su mes.

La peregrinación de María Joven, que fue organizada por la Vicaría Cordillera, contó con cinco estaciones en las que se reflexionó, rezó y cantó en torno a los misterios gozosos. “Estoy muy contento por la peregrinación. La idea es retomar este santuario mariano y como el padre Hurtado tenía la noche de las antorchas donde venían todos a rezar, así también los jóvenes de nuestra zona puedan rezar a los pies de la Virgen Inmaculada”, explicó el asesor de la zona Cordillera, el padre Pablo Olivares.

El Vicario de la Esperanza Joven, monseñor Cristián Roncagliolo, recorrió toda la procesión junto a los jóvenes y presidió la misa en la cumbre del santuario. Su homilía la centró en vísperas de la fiesta de Cristo Rey y el salmo leído: “El Señor es mi pastor nada me puede faltar”, donde destacó que los cristianos somos testigos de misericordia, del Reino de Dios y su justicia: “Nosotros predicamos el Evangelio, cuando nosotros somos portadores de la Buena Noticia hacemos que Cristo el Buen Pastor sea Rey en nuestra sociedad, nuestra cultura en y nuestro país. En vía cruciales para nuestra patria, mañana el día de elecciones, el Señor nos invita a cada uno de nosotros a ser responsable de nuestros deberes cívicos y ser testigos del Reino y a mostrar que, sembrando la paz, construimos esperanza, que, sembrando misericordia, construimos el Reino”.

Maureen Walbaum, joven que participó de la actividad, añadió que “estoy aquí por mi amor a la Virgen, a Jesús y a mi país, también porque es una muy linda instancia donde nos unimos como Iglesia. Un gesto de amor hacia nuestra madre aquí a los pies de la Inmaculada Concepción”.

Óscar Aravena, otro de los jóvenes que participó en la actividad, agradeció el encuentro y la oportunidad de volver presencial a una procesión: “Extrañaba mucho este tipo de reuniones con todos los hermanos y pastorales, de verdad, estoy muy agradecido de vivir juntos esta experiencia única y maravillosa”.

Elizabeth Cofré, alumna de la Pastoral UC, por su parte, analizó: “Espero que las próximas misiones sean súper gratificantes y que nuestro granito de arroz pueda seguir ayudando a los demás”.

Después de dar la bendición monseñor Cristián Roncagliolo, invitó a los jóvenes a culminar la peregrinación a los pies de la Virgen para pedir protección maternal de María. Ahí rezaron y cantaron, también encomendaron a Chile por las próximas elecciones.

Fuente: Comunicaciones Santiago
Santiago, 22 de Noviembre, 2021
Galerías Fotográficas