Editorial

LA PASCUA: UN COMPROMISO TRANSFORMADOR

Monseñor Cristián Roncagliolo. Vicario de la Esperanza Joven

La Semana Santa es un tiempo litúrgico que nos provoca a mirar al corazón de nuestra fe: la pasión, la muerte y la resurrección del Señor. En estos días rememoramos este Misterio para agitar nuestra fe y reemprender con nueva vitalidad el camino de la vida cristiana.

La Semana Santa es un tiempo litúrgico que nos provoca a mirar al corazón de nuestra fe: la pasión, la muerte y la resurrección del Señor. En estos días rememoramos este Misterio para agitar nuestra fe y reemprender con nueva vitalidad el camino de la vida cristiana.

Por lo mismo, cuando entramos en este tiempo de gracia nuestro corazón es invitado a agitarse en la búsqueda de Dios y en preguntarnos por la propia conversión. En efecto, quien ha conocido más al Señor descubre que la vida cristiana requiere una y otra vez la conciencia de que somos pecadores y el firme propósito de renovar el camino de santidad.

Te invito a que vivas intensamente este tiempo, que te des el espacio para la oración personal, para celebrar litúrgicamente los misterios de la fe, para ofrecer ayuno y para reemprender el apasionante camino de ser discípulo de Quien dio la vida por cada uno de nosotros. 

También te invito a irradiar la Pascua. Que la celebración de la gran vigilia de resurrección refuerce tu compromiso cristiano para ser portador de la Pascua a quienes son mas pobres, a los que no tienen alegría, a los que están desesperanzados, a los descartados, a los que están en las periferias. Anunciarles la Pascua es hacerlos parte viva de nuestra alegría y es comprometernos con la transformación de su realidad de descarte a una de plena inserción en la comunidad. Sin ese anuncio a los descartados nuestra Pascua siempre quedará ‘al debe’. 

Que tengas una santa Semana Santa y una Pascua que renueve tu compromiso transformador.

+ Cristian Roncagliolo Pacheco
Obispo Auxiliar de Santiago
Vicario de la Esperanza Joven