Historia


La Vicaría de la Esperanza Joven (VEJ) nace en 1991 por mandato del entonces arzobispo de Santiago, Cardenal Carlos Oviedo Cavada, con la intención de generar un especial aporte a las pastorales juveniles de la época. A cargo, de la VEJ deja a Mons. Cristián Precht, quien comienza a darle forma a la visión de las juventudes en la Iglesia y cómo generar espacios de participación eclesial de acuerdo a los intereses, necesidades y formación en la fe de dicha generación.

A lo largo de los años, la VEJ ha posicionado diferentes experiencias que permitan a los jóvenes reconocerse parte activa de la Iglesia ; proporcionando insumos que permitan a las pastorales juveniles de la arquidiócesis acompañar los procesos formativos de los jóvenes y sus inquietudes más vitales, a la luz de la fe y el seguimiento de Jesucristo.

En los más de 20 años de historia, la vicaría ha potenciado espacios que han sido precursores de programas públicos, reconociendo el valor de las propuestas eclesiales en relación a la contingencia juvenil.

Con una cultura de jóvenes completamente diferente a la de antaño, la VEJ ha buscado en los últimos años, nuevas formas de llegar a la juventud, utilizando las redes sociales como principal espacio de comunicación, sin dejar de lado los valores esenciales del Evangelio y su misión de llevar la Buena Nueva con la alegría juvenil a la arquidiócesis.

A continuación, se resaltan algunos hitos importantes:


1991

El Cardenal Carlos Oviedo Cavada ordena la creación de la VEJ, una Vicaría especializada en juventud para la Arquidiócesis de Santiago. Nombra a su cargo a Monseñor Cristán Precht.

1992

Creación del Equipo de Servicio para apoyar las actividades masivas arquidiocesanas, como Domingo de Ramos.
  • Instauración de la primera Caminata de la Solidaridad, desde Estación Mapocho hasta el Santuario al Padre Alberto Hurtado
  • Inicia el funcionamiento de los Centros de Acogida para Jóvenes en las comunas de Huechuraba, Peñalolén, Pedro Aguirre Cerda y San Ramón. Estos centros estaban destinados a fortalecer la empleabilidad y el desarrollo personal de jóvenes de 14 a 29 años, que vivieran en condiciones de vulnerabilidad social. A partir de 2003 pasaron a llamarse “Centros Comunitarios por los Derechos Infanto-Juveniles” y operaron así hasta el año 2008 , cambiando el perfil a niños y jóvenes entre 10 y 18 años.

1993

Se crea el Centro de Atención para Jóvenes en instalaciones de la VEJ . En éste, a través de profesionales voluntarios, se ofrecía atención psicológica y de acompañamiento laboral a jóvenes de 14 a 29 años, en situación de vulnerabilidad psicosocial. El centro estuvo operativo hasta diciembre de 2013.

1996

Se crea la Fundación de la Esperanza Joven, con la intención de desarrollar proyectos que permitieran el financiamiento de los diferentes programas pastorales que la VEJ estaba ejecutando. Esta institución sigue vigente y hoy se preocupa, de manera especial, de la captación de fondos para la formación pastoral, la formación de líderes y el apoyo a las actividades masivas de evangelización.
  • Entra en operaciones el Programa de Prevención del Consumo de Alcohol y Drogas, dependiente del Área Social, preocupándose especialmente de realizar diferentes acciones en parroquias, colegios y algunas organizaciones comunitarias con presencia juvenil. Dicho programa cerró en el año 2004.
  • Se realizó el Primer Censo de Pastoral Juvenil de Santiago, fue un ejercicio muy sencillo, pero que permitió para levantar datos acerca de la realidad de la Pastoral Juvenil en la Arquidiócesis. Sus conclusiones permitieron identificar algunos problemas que afectaban a los agentes pastorales, y conocer características generales de lo que se hacía con jóvenes en el ámbito pastoral.lgunas características generales de lo que se hacía con jóvenes en el ámbito pastoral.

1997

El IX Sínodo de Santiago, fue todo un desafío para la VEJ, pues colaboró en la realización de los procesos de escucha de los participantes, y en la sistematización de las reflexiones referentes al mundo juvenil y los desafíos pastorales para la Iglesia de Santiago. Sus conclusiones dieron origen a la preparación del Plan Pastoral Esperanza Joven.

1998

Se crea el Preuniversitario Esperanza Joven. Durante su funcionamiento se preocupó de ofrecer un servicio de calidad para preparar a jóvenes que no podían costear un preuniversitario por sus condiciones económicas. Formó a más de 12.500 jóvenes y logró que muchos de ellos pudieran cursar estudios superiores. Cerró sus puertas en Diciembre de 2013.
  • Este año también se realiza el Encuentro Continental de Jóvenes, con una presencia multitudinaria, la Vicaría de la Esperanza Joven apoyó el trabajo de las diferentes Zonas Episcopales de Santiago y las otras Diócesis organizadoras (Valparaíso, Melipilla, Rancagua, San Felipe y San Bernardo).
  • Se hace efectivo el cambio de logo institucional, pasando de la cruz sostenida por una pareja de jóvenes, a la Cruz del Encuentro Continental.

2000

Se inicia la implementación del Plan Pastoral Esperanza Joven (PPEJ), ofreciendo diversas experiencias para la formación de la fe de los jóvenes de la Arquidiócesis de Santiago. Todas las instancias del PPEJ tienen como centro favorecer el encuentro de los jóvenes con Jesucristo y la formación integral en los procesos de maduración de la fe en quienes participaban en la Pastoral Juvenil de Santiago. Aún está vigente, pese a que tuvo algunas actualizaciones el año 2008 y hoy se encuentra en revisión metodológica y de contenidos.
  • Tras la visita del Vicario de la Esperanza Joven y Benito Baranda a Haití, se levanta el Programa “Casa de los Jóvenes en Haití”, que en el año 2003, dio origen a lo que se conoce ahora como “América Solidaria”.

2003

Se crea el Centro de Formación Técnica Esperanza Joven, que originalmente ofrecía 4 carreras: asistente jurídico, técnico en comercio exterior, técnico para gestión de negocios y asistente en informática para educación. Años más tarde esta cobertura se amplió a varias carreras más, como diseño gráfico y prevención de riesgos. El centro dejó de funcionar en el año 2012.

2004

Se realiza la última Peregrinación Juvenil de Ramos en el recorrido desde Alameda con Las Rejas hasta el Templo Votivo de Maipú.  El 2012 se reinicia esta tradición, pero se traslada hacia Santiago Centro; primero desde la Catedral Metropolitana hasta José Domingo de la Barra y luego desde Plaza Italia al Santuario de María Inmaculada, en el Cerro San Cristóbal, que es el recorrido actual.

2009

Se realiza la última Fiesta de la Resurrección, en Plaza Italia. El 2010 decidió suspenderse, dado el terremoto que había azotado al País ese año. Sin embargo, en la práctica esta suspensión terminó convirtiéndose en un término de la misma, dado que las comunidades manifestaron que se priorizaran las Vigilias de Resurrección de las propias parroquias y capillas

2010

Este año, que el contexto nacional estuvo afectado completamente por el Terremoto, se desarrolla la Peregrinación de Confianza de Taizé, en la cual la comunidad de Taizé colaboró con la Vicaría en el Encuentro de Animadores de Punta de Tralca, y luego en un encuentro masivo de oración en la Quinta Normal, para promover la construcción de una sociedad de hermanos, en un ambiente de profundo encuentro con Jesucristo.

2012 - 2013

En estos años se celebra como arquidiócesis la Misión Joven, en la cual los Diálogos de la Esperanza, promovieron un ejercicio de escucha a los jóvenes, de manera de preguntarles cómo veían sus vidas, a la Iglesia y a la sociedad actual. Este proceso permitió recoger información importante.
  • Se realiza la Peregrinación de la Cruz Misionera, que hizo partícipe a las diferentes zonas episcopales, vinculándolas con las problemáticas sociales, especialmente aquellas que afectaban directamente a los jóvenes.

2014 - 2015

En el contexto de la Misión Territorial, se desarrolla la Asamblea Arquidiocesana de Jóvenes en el mes de enero de 2014. Este hito permitió indagar acerca de los sueños de esa generación de jóvenes que participan de la vida pastoral en parroquias y capillas.
  • Se realiza el Segundo Censo de Pastoral Juvenil. Considerando que habían pasado casi 20 años desde el último, la vicaría propuso levantar información actualizada para evaluar si la manera en la que actualmente se trabaja con las juventudes responde a las necesidades y características del hoy.
  • Por medio de diferentes metodologías de investigación se busca conocer si el PPEJ requiere modificarse, en términos metodológicos o de contenidos; y si fuera así, en qué niveles.

2016

A partir de los datos del Censo, comienza la renovación del PPEJ, y dentro de las diferentes instancias que propone éste, se inicia por la actualización del itinerario formativo para la pastoral juvenil, y el proceso de formación de Animadores de la Esperanza (AES)